Descentralización: competencias reales y claras para el Chile que queremos

El 14 de julio marcó un hito en la historia del país y de las regiones. La colonial y centralista institución política y administrativa de las Intendencias llegó a su fin, para dar paso al añorado proceso de descentralización. Con la elección de los Gobernadores y Gobernadoras como jefes y jefas de los Gobiernos Regionales, se comienza a poner fin a un sistema que ha terminado por asfixiar a las regiones. Hoy es nuestro momento, y aunque no es todo lo que hubiésemos querido, es el primer paso, porque no es fácil luchar contra el centralismo agobiante. Pero ¿cómo lograremos entonces avanzar en este proceso? Es importante robustecer las competencias, y para ello, los Gobiernos Regionales, liderados por sus Gobernadores y Gobernadoras, trabajaremos unidos, para avanzar en el Chile descentralizado que queremos construir, consolidando la gran transformación de las regiones, en el plano legislativo, en los acuerdos con el ejecutivo y en la convención constitucional. Necesitamos señales claras y contundentes con el proceso de descentralización, y por eso el llamado es a todos los sectores políticos a que asuman compromisos efectivos en la materia. El diálogo con las comunidades de cada territorio será indudablemente es esencial, al igual que generar espacios para intercambiar ideas. Uno de los desafíos de la descentralización es la capacidad que debemos tener de articular redes de colaboración, que nos permitan alcanzar objetivos comunes para el bien de todos y todas. El 14 de julio fue un día que los habitantes de regiones no olvidaremos, fue la respuesta a los excesos del centralismo y la demanda de una mayor participación en la toma de nuestras propias decisiones. Es imperioso dotar a los gobiernos regionales de mayor libertad y resolución de los problemas locales, y para ello debemos trabajar unidos, porque en nuestras manos está el hacer del país, y por cierto, de mi querida región de Atacama el espacio ajustado a nuestra realidad e independiente que queremos.ión presupuestaria. Avanzando con todos, todas y todes en una mejor región para vivir.